Categoría: Actualidad

Proteger la industria nacional: cuestión de decisiones acertadas

CAMAC tiene fundamentos lógicos para ayudar a defender las divisas que necesita el Gobierno sin dañar nuestra industria madre, la indumentaria y la confección.

Desde febrero hasta hoy el sector textil está viviendo tiempos de incertidumbre. Esta industria o la suma de estos sectores industriales están compuestas por numerosos eslabones distintos, que en su conjunto generan un producto final que es la indumentaria en particular y un amplísimo universo de productos confeccionados en general.

El nuevo régimen de control de importaciones no parece tener en cuenta esta sucesión de engranajes, ignorando que hay insumos y maquinarias que no se fabrican, ni se fabricarán en nuestro país y que son vitales para la producción. Básicamente el planteo de las autoridades económicas se reduce a “si quieren importar, deben exportar”. Esta premisa se cumple totalmente en nuestro sector, sólo que el producto exportado es producido con elementos de la cadena, elementos básicos como telas y avíos, que no tendrían sentido ser elaborados si no ponemos una máquina y un operador para que transforme esos elementos en una prenda de vestir. Por esta razón, es toda la cadena textil industrial la que debería ser evaluada en ese sentido.

Se fijan derechos antidumping para mercaderías chinas

A través de una resolución del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, con fecha 8 de junio de este año, se fijó un derecho antidumping provisional para determinadas mercaderías originarias de la República Popular China.

Desde su publicación en el Boletín Oficial el pasado 8 de junio, se aplican aranceles del 1075.89% a todo el universo de motores industriales de la posición 8501.40.19 bajo la forma de «derechos específicos».